PSG 2-1 Juventus, las notas individuales de los jugadores parisinos

Foto: PSG

¡Llegó el primer día de clases para el Coach Galtier! Para arrancar, la estrategia extra-cancha, ganada por Allegri cuando pasó de un aparentemente espontáneo "¿El PSG? Seamos realistas. El partido que hay que ganar es el del Benfica en casa" al ya mucho más elaborado y provocador "la Fase de Grupos de la UCL comienza y se necesitan 10 puntos para clasificar…", insinuando que los dos partidos contra los Rouge et Bleu estaban destinados a la derrota. Claro triunfo para el italiano, que complicó de más el encuentro. 

Pasemos a las notas individuales:

Donnarumma #99: Par de atajadas nivel crack, además de otra en la que metió muy bien las manos… para posponer la excelencia debido a la mala salida en el único tiro de esquina de los italianos, que evitó el cero al 53’ y terminó complicando un juego dominado. Le damos 7.5 porque se comió ese gol (que castigamos con 3 puntos) pero sacó 2 goles de manera increíble y el encuentro se terminó ganando. Ningún motivo para pedir su cambio —cosa que exigirán toooodos nuestros detractores… con insuficientes motivos.

Hakimi #2: Gran asistencia, tras una lujosa triangulación, que terminó en las redes, para luego perderse. Fue sustituido con merecimientos pero sin respaldo suficiente. Se lleva 7.

Ramos #4: Carácter, lo que tanto faltaba al sector defensivo, será indispensable en la etapa de eliminación directa. A la que podrían interponerse las amarillas… que hoy se llevó una, así como un 7.

Kimpembe #3: Buenos momentos que se pierden en empellones y despejes sin sentido. Cerca de cometer un penal al final del encuentro, se lleva 6.5.

Marquinhos #5: El temple del capitán, a la vista. No se enganchó con las palabras que llegaban desde Turín, que la experiencia ahí está. Su mejor encuentro en la temporada para 7.5.

Nuno #25: Grandes descolgadas, trajo al extremo Cuadrado en nivel lateral, con excepción de un par de descolgadas del colombiano. No cayó ni gol ni asistencia y lo maltratarán, como de costumbre, por la intensidad de participación. Trabajó en serio su 8.

Vitinha #17: ¿Fue la lesión?, ¿Fue el debut? Las explicaciones las encontrará al interior del vestuario y en muy poco tiempo, que la reflexión será obligadamente rápida. Quedó a deber y se lleva 7.

Verratti #6: Gran trabajo durante todo el encuentro, el mejor en su posición en su generación. Se merecería el MVP de no ser porque tiene el acompañamiento de un contundente francés. 8.5. Se llevó amarilla debido al ya para entonces bajo rendimiento de Vitinha, al 65’.

Messi #30: Se le nota cansado. Más que justificada su salida, que incluso pudo ser 10 minutos antes. Se lleva 7.5.

Neymar #10: Se merecería el MVP, entre otras muchas cosas, por la mágica asistencia al 5’ propia del crack brasileño que es. Además, Kylian le tuvo celos, que de otra manera el 3-0 cantado le habría dado otro rumbo al juego. En Italia caerán. Se lleva 8.5.

Mbappé #7: Gran doblete, opacado por su entendible egoísmo. Lo que aún no entiende es que la mediática rivalidad con Haaland no tiene nada qué ver con el rendimiento de su Club. A regañadientes (que los números mandan) se queda con el MVP en un encuentro que se definió gracias a sus goles, con 9.

Cuando llegamos al tema de los cambios queda de nuevo en evidencia el triunfo de un experimentado Allegri sobre un aún novel Galtier, al que le salió a la perfección el ingreso de McKennie por Miretti al iniciar el segundo tiempo. Diez minutos alejado de su tradición, al 77’ vimos los primero cambios, cuando Mukiele #26 tuvo suficiente tiempo para ponernos a temblar y demostrar que un central tipo Skriniar es indispensable, mientras el ya despistado Vitinha dejaba el mediocampo a un fluido Danilo #15. Al 84’ un sudoroso Messi casi agradeció dejar su lugar a un prometedor Soler #28 y al 87’ Verratti completó la cuota al dar ingreso a Renato #18, que la tocó mejor que en la Ligue 1, aunque contagiado por Kimpembe.

Galtier DT: Vestido con camisa y traje de gala, pero sin corbata de seda negra, lucía un peculiar aspecto gangsteril que liberó energías con un grito de gol nunca visto, cuando Mbappé marcaba el primero, presagiando una goleada que no llegó. Confiamos en el aprendizaje de un Coach que no masticó sus cajitas de goma de mascar. Lo bueno es que acostumbrarse a la prosperidad requiere poco tiempo.

soloparisiens.com

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Publicidad

Anuncios

Formulario de contacto