OPINIÓN | ¿Cabe Neymar en el nuevo proyecto del PSG?


Arranque de Mercato con intensidad de rumores. Si de por sí el Paris Saint-Germain es el principal producto de venta para medios informativos, de espectáculos y deportivos europeos, la renovación de Mbappé llenó espacios televisivos, páginas de diarios y le dio contenido a podcast y Spaces como nunca. Y por supuesto, los haters parisinos, de lo más activos.

En ese ambiente de chisme, el pasado 21 de junio el presidente del equipo, Nasser Al-Khelaïfi daba una entrevista a Le Parisien, señalando que solo los jugadores «comprometidos con el equipo, al 200% todos los días, con actitud humilde, que eviten lesiones y suspensiones, se quedarían en el Club», como respuesta a la pregunta del diario respecto a la permanencia de Neymar en el PSG.

Al día siguiente, el periodista Santi Aouona, de Foot Mercato, señalaba que el PSG estaría dispuesto a liberar al astro brasileño si había algún equipo capaz de llegar a las pretensiones económicas de la directiva parisina —no dadas a conocer en ningún lado.

Hubo otra declaración de Nasser que parecería estar conectada con este rumor y que consiste en que creará un Consejo de Notables «de 5 o 7 personas de muy alto nivel, enamoradas del PSG, que tienen ideas y que están listas para ayudar». ¿Y por qué parecen conectados estos dos asuntos? Pues porque el final de la temporada 2021/22 estuvo marcado por una enorme y desagradable tensión con los Ultras, que exigieron 40 puntos difundidos en París a través de la radio digital France Bleu Paris que, entre otras cosas demandaron que:

1. El presidente del club debe estar más presente. ¿Nasser les hizo caso?, porque justo eso está declarando, que se meterá de lleno en la administración del PSG.

2. Apostar más por los jugadores de la Ligue 1. Nasser también declaró que en el futuro se esperaría contar exclusivamente con jugadores de París, no solo de la Ligue 1. Tema que discutiremos en artículo posterior… pero que pareciera estar tomado al pie de la letra.

3. Reclutar nuevos jugadores en función de las necesidades deportivas y no de su notoriedad. Evidentemente en contra de Neymar y Messi… y Lewandowski, CR7, Pogba, Dembelé, por poner algunos ejemplos.

4. Establecer un sistema de bonificación financiera basado en el mantenimiento físico (peso/rendimiento). Una vez más, pareciera que Nasser los obedeció. Se trata de un asunto directamente relacionado en contra de Neymar, a quien se le acusa de subir de peso tras las fotos tomadas durante las vacaciones posteriores a la Copa América 2021.

5. Preferir sanciones deportivas a las económicas para los jugadores que no cumplan con sus 'obligaciones' (no especificadas). Es decir, llevar a Neymar a la banca en caso de que ¡se lesione! ¿Pedirán que se aplique la misma cláusula contra Verratti o Kimpembe… o en contra de Thuram o Ekitike, si finalmente llegan a ser contratados?

6. Establecer un sistema socio-social en el que los aficionados parisinos se convierten en accionistas y pueden participar en las decisiones. El mencionado Consejo de Notables… ¿o será la Santa Inquisición Parisina? Es esta la cláusula que conectaría a ambos temas.

¿Cuáles serían los argumentos para que Neymar salga del equipo?

Se le culpa de la derrota ante el Real Madrid. Pues bien, recordemos esa serie. Los dos goles de Mbappé fueron con asistencia… sí, de nuestro número 10, el primero con un elegante taquito que Kylian redondearía con una soberbia jugada y en el partido de vuelta, con un largo y preciso pase que el 7 no perdonó. No solo eso, los dos goles anulados en el Bernabéu también llegaron a pase de Neymar. La voltereta vino de un doble error. Primero, de un mal despeje de Donnarumma y luego, de una clara falta de Benzema que el árbitro del encuentro ni siquiera consultó con el VAR. Y la debacle, de la mano de uno de los consentidos de los Ultras, el capitán Marquinhos, que más que error, tendría que ser considerada una verdadera asistencia para que el 9 blanco cerrara la cuenta.

Es que finge faltas, nos dicen. Leyenda que surge tras el foul que Neymar recibió en el Mundial 2018 durante su encuentro contra México y que el brasileño exageró buscando la expulsión de Layún, para terminar convirtiéndose en meme mundial. Pero al revisar datos, resulta que Neymar es el jugador que más faltas ha recibido en los últimos torneos de Ligue 1, de acuerdo a las estadísticas del diario deportivo AS (siendo español y afín al Real Madrid, difícilmente se puede argumentar que este medio tenga algún sesgo favorable al brasileño). Setenta (¡sí, 70!) durante la temporada de Ligue 1 recién terminada, contra 67 y 62 de las dos previas. Solo como ejemplo, Mbappé sufrió 53, 38 y 22 foules esos mismos torneos, mientras que Payet se llevó 43, 46 y 30, respectivamente. ¿Benzema, para hablar de otra liga? 9, 25 y 15. ¿De Bruyne? 27, 31 y 28.

Alguna de las 199 faltas recibidas en los últimos tres años (nada más en Ligue 1, sin considerar UCL ni partidos de Copa) podría justificar alguna ausencia en partidos importantes, ¿no les parece?

Neymar fue presentado como el pilar que nos llevaría a conseguir la primera Champions. Es claro que no se puede juzgar como fracaso algo que no ha terminado. Por el contrario, fue él quien nos llevó a nuestra primera final, quien puso un par de pases de gol que ni Mbappé ni Choupo-Moting supieron resolver, dentro del área. Seguramente también Ney convenció a Kylian de quedarse en el equipo en alguna de sus primeras intentonas. Y también tiene responsabilidad en la llegada de Messi.

Lejos de ser un jugador negativo, Neymar se ha convertido en una referencia parisina que se goza más en este Continente que en Europa, donde sus primeros detractores surgieron en Barcelona, cuando ese club despilfarró los 222 millones de euros de su venta. ¿Es perfecto? Por supuesto que no, nadie lo es. A mi juicio, carece de la estabilidad familiar que ya gozan Cristiano Ronaldo o Messi. Pero recordemos que esa misma inestabilidad la han tenido Pelé, Ronaldo y Ronaldinho. Vaya, que es más difícil encontrar a una estrella brasileña con estabilidad familiar, que a un mexicano sobrio el día de la independencia.

Con la inminente llegada de Galtier al banquillo se habla del esquema 3-5-2, impulsado por Luis Campos. Si bien el fútbol no es un deporte de posiciones fijas (a diferencia del béisbol o del fútbol americano), Neymar podría ocupar dos posiciones que domina. La que más nos gusta, la de #10, su lugar natural desde que llegó a París. Adelantado, jalando marca, driblando, limpiando la zona ofensiva para que Messi y Mbappé, como puntas, concreten las llegadas.

La otra posibilidad, que sea una de esas puntas, dejando a Messi como #10. Para esa posición ya no tiene la velocidad que admiramos en Kylian, aunque la conoce más que bien. Vaya, así consiguió con el Barcelona una Orejona. Desde ahí sería común verlo rotar con alguna contratación de las muchas que se leen, generando grandes peligros. Sea Vitinha, Thuram o Majer. Y no se diga de mi anhelado, y ya no mencionado, Danjuma.

¿Qué opinarán los 'titis' al jugar junto a una estrella como Ney? Verratti, Nuno, Hakimi y Kylian seguramente lo atesoran. Su crecimiento futbolístico algo le deben al brasileño. Y la grandeza deseada… llegará, a ritmo de samba y con un tono verde-amarela debajo de nuestros queridos Rouge et Bleu. Por tanto, sí, Neymar debería tener un lugar en el nuevo proyecto del Paris Saint-Germain.

soloparisiens.com

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncios

Anuncios