La renovación de Mbappé podría ser la clave para salvar el balance de Leonardo en el PSG


Señalado por su trabajo desde su regreso en junio de 2019, el futuro del director deportivo del Paris Saint-Germain, Leonardo, es incierto. Para el brasileño, lograr la renovación de Kylian Mbappé podría ser la última oportunidad para recomponer el balance de su segunda etapa en el club. 

Al regresar al PSG en junio de 2019 después de seis años fuera, el director deportivo, Leonardo, ha tenido un historial con altas y bajas desde entonces. Llamado por los líderes parisinos y el presidente Nasser Al-Khelaïfi para reordenar al club, como nos recuerda Le Parisien, sus últimos tres años de trabajo están lejos de ser concluyentes en todos los aspectos. Para Leonardo, lograr encontrar la clave de la renovación de Kylian Mbappé podría ser la última oportunidad de salvar su historial en el PSG desde su regreso. 

Sin embargo, aunque sobre el papel la renovación de Kylian Mbappé pudiera darse bajo el mandato de Leonardo, nada garantiza de forma efectiva que el director deportivo del PSG siga estando allí cuando el delantero francés renueve, si tal fuera el caso. Además, en el fondo más que en la forma, al director deportivo brasileño y al clan Mbappé se les atribuye un precario acuerdo, que exigía reforzar la presencia de Nasser Al-Khelaïfi en el expediente, aunque Leonardo siguiera comprometido con la operación.


Incluso si la renovación de Mbappé se materializara, no hay seguridad de que sea suficiente para que la gente olvide el muy dispar historial de Leonardo. Primero, sus relaciones fueron difíciles no solo con Thomas Tuchel con quien se peleó públicamente en octubre de 2020, sino que también lo serían con Mauricio Pochettino según la prensa, prueba de métodos de trabajo que no convencen a todos.

En medio de todo esto, la visión deportiva de largo plazo de Leonardo apenas ha existido en el PSG, a pesar de la llegada el pasado verano de jóvenes muy prometedores o ya establecidos como Gianluigi Donnarumma, Achraf Hakimi o Nuno Mendes. Pero otros nombres como los de Sergio Ramos, Georginio Wijnaldum o Mauro Icardi tienen un balance a corto plazo muy inferior, así como una aportación de futuro muy limitada por su edad o su estado de forma que impiden al PSG poder venderlos.


Sin embargo, en medio de todo este bache, a nivel deportivo, está bajo mandato de Leonardo una final de Champions en 2020 y una semifinal en 2021. Era uno de sus objetivos en su regreso al PSG, «quitar ese miedo de la cabeza», declaró el director deportivo a Le Parisien en julio de 2019. Tres años después contra el Real Madrid, este miedo ha resurgido en la cabeza de los jugadores parisinos, señal de que, a pesar de los avances, todavía queda un largo camino por recorrer. 

La misma historia con respecto a las lagunas de los jugadores, subraya Le Parisien, que aunque a menudo han sido mejor gestionadas desde junio de 2019 con Leonardo, siguen siendo demasiado frecuentes. Pero en este punto, es difícil atribuirlo todo solo al director deportivo, entre los tropiezos de la pareja Icardi o un Sergio Ramos mostrando un estado de forma excepcional en redes sociales mientras que no ha jugado más de diez partidos esta temporada.

soloparisiens.com

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncios

Anuncios