RB Leipzig vs. Paris Saint-Germain: Análisis del partido

Después de hacer historia en sus respectivos partidos de cuartos de final el RB Leipzig y el Paris Saint-Germain llegaban a este compromiso con muchísimas expectativas y muchas cosas que demostrar.



Con las bajas de Keylor Navas, Verratti y Gueye confirmadas todos sabíamos que el medio campo del PSG podría tener más de una novedad y, fue precisamente así. Nuestro cuadro parisino salía al campo con una media cancha conformada por Paredes-Marquinhos-Herrera, siendo el brasileño el pivote, Leandro el encargado de conectar con el ataque y Herrera el guerrero que estaría moviéndose por todo el campo. Sergio Rico también fue novedad y salió como nuestro guardameta.


El partido comenzó con un Kylian Mbappé alejándose de los defensores para que estos lo siguieran y tanto Neymar como Di María encontraran esos espacios para así poder conectar precisamente con el francés.


El cuadro parisino se puso en un estado que ya se le había visto mucho esta temporada, sobre todo en Ligue 1, un PSG que duerme los partidos con posesión y espera a que el balón pase por pies de Verratti quien se encarga de conectar con Kylian o Neymar, en esta ocasión, por la baja del italiano el encargado de eso era Leandro Paredes, aunque al final esta responsabilidad recayó en todo el medio campo e incluso en la defensa.


Fue así a pelotazo largo y a partido dormido que el Paris Saint-Germain se asentó como superior. El primer gol cae a raíz de una falta cometida cerca del área a favor del cuadro parisino, fue Di María quien puso el balón justo para que Marquinhos cabeceara y pusiera el marcador a 0-1.


A pesar de lo que se preveía acerca del RB Leipzig, fue un equipo que no presionó arriba hasta que el partido ya era prácticamente del PSG. El segundo gol fue producto de un error del portero del cuadro alemán y una hazaña de Neymar quien asistió a Di María para que fácilmente la pusiera dentro del arco.


Como todos lo esperaban, Nagelsmann, técnico del RB Leipzig cambió el sistema de su equipo y mandó a Forsberg y a Schick al terreno de juego para sumar ofensiva, no obstante, dicho cambio no tuvo el resultado que se esperaba y el cuadro alemán no pudo ver un solo gol en el partido. El tercel gol fue producto de otra asistencia de Angel Di María y un remate de Juan Bernat, quien como ya sabemos, adora convertir en esta competición.


El Paris Saint-Germain por tanto se clasifica a su primer final de Copa de Europa en su historia, además de ser la primera vez en llegar a los mejores 4 de la competición desde la llegada de la inversión Catarí en 2011. No cabe duda que estas últimas semanas han sido históricas para el cuadro de la capital. Su rival en la final será o el Olympique Lyonnais o el Bayern de Múnich quienes disputarán la segunda semifinal el día de mañana.


Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncios

Anuncios